Archive for septiembre 2015

¿Y en qué género se encuadra mi obra?

Por : Jorge A. Garrido

   Será que uno se va haciendo viejo, porque es echar un leve vistazo al pasado y pienso en lo sencillo que era todo. No había móviles y uno estaba localizado. Tampoco teníamos ordenadores y éramos capaces de hacer llegar mensajes a personas muy alejadas de nosotros. Incluso ibas a una librería y veías cada género literario perfectamente diferenciado. Y yo me pregunto: ¿qué diablos ha pasado?

   Pensadlo un momento. ¿Verdad que cualquiera podría definir enseguida, y sin equivocarse lo más mínimo, lo que era una obra de misterio? ¿Y una de terror? ¿Fantasía? ¿Romántica? ¿Policíaca? Pues oye, quizá sea que nos movemos en un nuevo mundo en el que si no pones nuevas etiquetas no eres bienvenido, o tal vez son ganas de joder y complicarlo todo, así de simple.

   Vale, que quizá esa información adicional a modo de "subgénero" ayude al lector a encontrar con mayor exactitud la obra que desea leer. Así podemos diferenciar, por ejemplo, una novela de fantasía épica de otra oscura o una de ciencia ficción steampunk de la postapocalíptica, pero, ¿de verdad es necesario ahondar tanto? Porque son tantas esas etiquetas que nos encontramos con obras en las que uno ya no sabe dónde terminar de encuadrarlas. Y es que, a poco que el escritor le dé una complejidad mayor a su trama, podríamos definirla con multitud de géneros a la vez.

   Pero es que hoy he descubierto otros conceptos. ¿Alguien me explica qué es "new adult"? Lo he buscado, ¿eh?: novelas de corte romántico juvenil en el que los protagonistas tienen entre 18 y 25 años. Pero espera, que luego hay que diferenciarlo también del "young adult".

...
...
...

   En serio, ¿qué está pasando? ¿Por qué hay que complicarlo todo, darles mil nombres y acabar mareando al usuario con tantas definiciones y clasificaciones? ¿O es que soy yo, que ya no tengo cabida en este mundillo? Es que no, no lo entiendo. Por muchas vueltas que le dé. Que no...





Jorge A. Garrido

Sinrazón

Por : Jorge A. Garrido

   Turno de anunciaros la llegada de la décima edición del Proyecto Gólem. El tema esta vez es: "soy malo y me gusta". Y, por supuesto, he aquí mi participación.

Podéis leerla clicando en este enlace. O ver otras entradas del proyecto haciendo click en este otro.





Jorge A. Garrido

Yo sí puedo, pero a mí que ni se les ocurra

Por : Jorge A. Garrido
   Hace tiempo que sale este tema entre mis conversaciones con otros colegas escritores y estos sueltan frases para todos los gustos. ¿Que qué tema? El de la piratería. Y no es que en este post vaya a intentar justificarla o atacarla, nada de eso. Lo que quiero destacar hoy es esa actitud de muchos noveles o independientes que se quejan de que les pirateen y, sin embargo, ellos mismos lo hacen con otros autores. ¿Duele que vengan a robarle a uno? Desde luego, pero poco puede quejarse dicha persona cuando es la primera que lo hace. Venga, ¿quién no ha visto una serie o película, descargada u online? ¿Y bajado música? Que nadie mienta, que nos conocemos...

   Pero oye, vayamos un poco más lejos, porque lo peor de todo es aprovecharse de lo que hicieron terceras personas para promocionar sus propias obras, y parece que les da completamente igual. ¿No habéis visto imágenes de publicidad de libros en las que incluyen a actores o modelos o vídeos con música y clips de películas o videojuegos que han robado impunemente sin pagar nada por ellos, ni siquiera indicar a quién pertenecen? Pues eso es piratería, encima con ánimo de lucro, que es aún más grave, y siguen justificándose. "Es que todos lo hacen" o "total, si para lo que gano nadie va a fijarse" son solo un par de ejemplos de lo que usan para defenderse. Es decir, que yo sí puedo piratear y aprovecharme del trabajo de otros para promocionarme, pero a mí que ni se les ocurra.
 
   A ver, tampoco voy a ir de bueno y engañaros. Debo reconocer que en su día estuve tentado a hacerlo, pues es verdad que no tenemos esa mentalidad de respetar el trabajo de los demás, ni parece que se castigue como se debiera dicha acción, pero incurrir en esto me alejaba ya no solo de la imagen que quiero dar a mis lectores, sino también de lo que yo mismo quiero ser.

   Entonces, ya sea por conciencia o, como ya he remarcado en otros posts, por aparentar esa profesionalidad de la que queremos presumir, que cada aspecto de nuestro trabajo, directo o indirecto hacia nuestras obras, sea cien por cien original. Con mayor o menor presupuesto, con mejor o peor resultado final, pero nada de robar a otros para enriquecernos nosotros, que bien decimos a boca llena lo mal que nos parece que nos pirateen lo nuestro. Por tanto, no hagamos aquello de lo que nos quejamos que nos hacen.




Jorge A. Garrido

Un profesional debe serlo y parecerlo

Por : Jorge A. Garrido

   Hace ya algunos años que me muevo por foros y blogs donde únicamente iba a encontrar “escritores”. En ellos he buscado mejorar en este arte, enterarme de las novedades impuestas por la RAE, empaparme de la experiencia de otros autores... En otras palabras, he pretendido crecer. Y creo poder afirmar que lo he hecho, adquiriendo nuevos y muy necesarios conocimientos. Entre otros, está el de formarme una mejor idea de lo que hago.

   Recuerdo mi primera propuesta editorial, un breve documento mandado a las editoriales en el que incluyes un escueto resumen de tu manuscrito, sus datos técnicos y los tuyos como autor. Busqué mucha información sobre cómo realizar esta propuesta a fin de parecer lo más profesional posible y me encontré con un dato a rellenar que no me esperaba en aquel momento: "rango de edad hacia el que está dirigida la obra". Y es lógico, ¿verdad? Como autor de la misma, ¿quién, mejor que yo, sabrá cuáles son sus lectores potenciales? Pues no me refiero sólo a la edad en este post, sino incluso al sector.

   Voy al grano: un escritor debe entender que, por norma, otro escritor no va a ser lector suyo, menos entre los iniciados. Sé que muchos de los que lean este post me dirán algo como "qué exagerado eres" o "te tomas demasiado a pecho lo que hayan hecho unos cuantos", pero no os miento si os digo que hay días en los que recibo hasta diez invitaciones a comprar libros de estos autores. Haced cuentas, que es "a diario".

   Muchos de estos que me llenan de publicidad el buzón (a través de la dirección del blog, facebook, linkedin, twitter...) son miembros de esas redes, foros y blogs de los que os hablaba, lugares donde no hay un sólo lector (me refiero al lector no-escritor). Y ya no sólo eso, sino que inundan los espacios de interés real, como puedan ser tutoriales para rellenar formularios, listas de editoriales nocivas o artículos sobre reglas ortográficas que han sido modificadas, con más publicidad sobre sus trabajos. Básicamente, es que no es el lugar en el que venderse. Además, aunque sólo sea por sentido común, ¿anuncias que tienes un recopilatorio de poemas en un grupo dedicado a los libros de terror? ¿Promocionas una novela romántico-erótica en un foro sobre fantasía? Y espera, ¡que todavía llegan a enfadarse si les comentas que ahí no pueden publicitarse!

   Para todos esos escritores, aquí va un muy buen consejo: si pretendes hacerte ver como profesional, compórtate como tal.





Jorge A. Garrido

- Copyright © De la pluma a la web - Date A Live - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -